Urangea
a
Copyright Urangea Lic: Roberto Angel Conde 2017
InicioHaceresAceite esencial

Aceite esencial

Aceite esencial

Un aceite esencial no presenta efectos colaterales. Según un estudio realizado por Environmental Working Group, cosméticos, perfumes y cremas ponen en riesgo la salud de la mujer.

Est, las hace más propensas al cáncer y pueden causar alergias y asma o interrumpen el funcionamiento normal de las hormonas. En sus componentes se oculta la inclusión de químicos invasivos como el benzoato de bencilo, el ftalato dietílico y el tonalide.

Por el contrario los aceites esenciales extraídos de plantas cultivadas sin pesticidas, herbicidas o fertilizantes químicos tienen propiedades medicinales que se han aplicado desde la antigüedad y que han sido confirmadas en estudios modernos.

Un aceite esencial es un compuesto aromático natural que se encuentra en las semillas, cortezas, tallos, raíces, flores y otras partes de las plantas. En la planta el aceite esencial la protege contra depredadores y enfermedades, además de relacionarse con el proceso de la polinización.

Maceración

La maceración es un  método de extracción de los principios activos de una planta consistente en dejar reposar una hierba en un líquido durante un período considerable de tiempo que puede oscilar entre unas seis horas y varias semanas.

Generalmente una maceración se realiza en una proporción de 20 partes del líquido por una de planta es decir unos 50 gramos de planta por un litro de líquido.

Tipos de maceraciones

Básicamente hay tres tipos de maceración acuosa, aceitosa y alcohólica.

Maceración acuosa

Se realiza en agua por ejemplo hojas o flores se dejarán reposar en un recipiente durante unas doce horas. Cuando se usan corteza raíces tallos o semilla se deberán dejar reposar durante 24 horas.

Maceración aceitosa

 Se realiza en aceite generalmente de oliva o de girasol prensado en frio y su duración en promedio debe ser de un mes a un año.

Maceración alcohólica

Se realiza en alcohol  y ésta se puede dejar varias semanas o varios meses pero a veces hacen falta años para conseguir una maceración completa.

Luego de realizar una maceración el producto se debe filtrar y guardar en un recipiente oscuro, agregar vitamina  E conservante natural.

Igualmente antiguamente se usaba la maceración en jengibre o miel.

Aceites esenciales

La tecnica mas eficaz es mediante el arrastre por vapor el cual se realiza como se muestra en la figura. La extracción se efectúa cuando el vapor de agua entra en contacto con el material vegetal y libera la esencia, para luego condensarla; se trata de un procedimiento que no demanda altos niveles de tecnificación. Un vez separado, el aceite esencial se envasa en recipientes color ámbar que se refrigeran a una temperatura de 4 oC, la preferida en la industria cosmetológica.

También se puede mediante Tomar un frasco de vidrio se rellena de la planta fresca  y luego se cubre el relleno de la planta con aceite de oliva. La proporción de 300 gramos de planta por litro de aceite es adecuada. Se tapa y en un lugar donde le de sol y la noche se deja cerca de 40 días. La radiación solar extrae  los principios activos, el frescor de la noche contrae la planta y disuelve los principios activos.

Luego de los 40 días mínimo se filtra, se le agrega la vitamina E en la proporción del 1% en relación al peso del aceite y se guarda en frascos de cristal oscuro.

Uso del aceite esencial

Un aceite esencial penetra a través de los pequeños vasos capilares y es transportado a todo el organismo mediante el torrente sanguíneo (en algunos casos toma tan solo 20 minutos), y tienen la ventaja de que pueden ser aplicados directamente al área a tratar y por lo tanto su beneficio es más rápido que un medicamento tomado vía oral.

Como se huele con el cerebro los aceites esenciales activan el hipotálamo responsable de las emociones y según la planta y su aspecto, producen acciones benéficas relacionadas con la secreción hormonal y el sistema nervioso del cuerpo. Cuando se huele algo se evoca la memoria emocional, esto activa emociones. El sistema límbico donde se encuentra el centro de las emociones está relacionado con el hipotálamo, la parte del cerebro que esta comunicado con las glándulas sexuales por ejemplo.

La memoria asociativa de aromas y situaciones generan el aprovechamiento de los aceites para uso terapéutico, dado que la conciencia registra el aroma con la ambientación.

Las especies vegetales son la materia prima de los aceites esenciales, que además de reducir el estrés y renovar nuestra energía ayudan a curar otros padecimientos. Entre la amplia gama de aceites con los cuales se puede preparar baños, compresas, frotaciones, infusiones o simplemente absorber su olor, se encuentran:

Anís: descansar la vista; calma calambres, gases, dolores abdominales, dolores menstruales, náuseas y dolores de garganta.

Albahaca: para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga mental.

Angélica: ayuda a contactarse con dimensiones donde están los desencadenados o sin cuerpo físico.

Bergamota: refresca y relaja. Util para casos de depresión, ansiedad y tensión.

Canela: estimulante mental.

Cedro: sedante indicado para el estrés.

Clavo de olor: agotamiento mental para dejar de fumar.

Eucalipto: actúa en el aparato respiratorio es descongestivo.

Geranio: antidepresivo, relajante y para restaurar y estabilizar emociones.

Jazmin: Depresión, especialmente la posparto, favorece la contracción durante el parto,

Jengibre: dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.

Limón: estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante.

Mandarina: calmante y sedante, brinda alegría.

Manzanilla: Se utiliza contra los dolores estomacales, dolores musculares, dolores a las articulaciones, fiebre y para disminuir la irritación y/o proteger las pieles sensibles.

Menta: estimula el cerebro ayuda a despejar los pensamientos.

Mejorana: Dolores menstruales, cefaleas, afecciones faríngeas, inductor del sueño, calorífero, mejora la circulación, algunas infecciones fúngicas (como las aftas), acné

Naranja: es antidepresivo y restaura elevando el espíritu.

 Pino: estimulante del sistema nervioso, brinda energía y bienestar.

Romero: estimula la memoria, la claridad mental, procesos creativos es un protector psíquico y un estimulante físico.

Rosa: Sinusitis y afecciones faríngeas, congestión, edema palpebral, hinchazón facial, algunos problemas circulatorios (incluida fragilidad capilar), inductor del sueño, tensión o dolor premenstrual, antidepresivo, síntomas menopausicos, disminución de la libido, anorexia nerviosa.

Salvia: relajante, armoniza la sexualidad por relajante y distiende la energía sexual.

Tomillo: antiséptico de vias respiratorias y antitusivo.

Compartir:
Evaluar

serafinsolar@gmail.com

Sin comentarios

Dejar su comentario

X