Urangea
a
Copyright Urangea Lic: Roberto Angel Conde 2017
InicioMúsicas

Músicas

Músicas que no causan daño cerebral

Hoy hay certeza científica que la música afecta nuestro estado anímico y provoca una serie de sensaciones. Todo lo que hacemos, responde a la acción de diferentes zonas del cerebro y, en el caso de la música, esta se descompone e interpreta de forma separada:

Ritmo: Corteza frontal izquierda, corteza parietal izquierda, cerebelo derecho.

Tono: Corteza pre frontal, cerebelo, lóbulo temporal.

Letra: Área de de Wemicke, Área de Broca, Corteza motora, Corteza Visual y las zonas correspondientes a las respuestas emocionales.

En el libro “La Música, la Mente y el Cerebro” por Manfred Clynes, PHD. (1982), Clynes explica cómo la música compromete a nuestro cerebro en su totalidad. La estructura, los intervalos, la calidad y el timbre armoniosos de la música y los patrones espaciales temporales de largo plazo son reconocidos por nuestro hemisferio no-dominante (en la mayoría de nosotros el hemisferio derecho). Por otro lado, las signaturas de corto plazo de la música como ser el volumen que cambia rápidamente, la trayectoria exacta y rápida del tono, el tempo (pacing) y la letra son reconocidos por el hemisferio dominante (en la mayoría de nosotros el izquierdo). “

Como ven, la música despierta a casi todo el cerebro y, no por nada muchos de los genios más importantes,tenían una fuerte pasión por ella. Además, se cree que influye en el desarrollo de la inteligencia.

La música, se ha demostrado influir no sólo en el estado actual al momento de escucharla, sino que también en el desarrollo de las personas a largo plazo. Estudios, indican que puede ser benefica para el tratamiento de algunas enfermedades.

Quienes escuchan música desde pequeños y de forma constante, tienen mejores habilidades de lenguaje, son mas creativos y felices.

Oír música, ayuda a bajar los niveles de ansiedad, disminuir el dolor, hacer más rápida la recuperación de los enfermos, además de convertimos en personas más optimistas.

Recomendamos leer las drogas digitales no curan la estupidez.

Sin comentarios

Comentarios cerrados para esta publicacion.

X